Sentencia Judicial a favor de que la ciudad siga creciendo

IMG_7455

La jueza, doctora Susana T. Burgos,  emitió sentencia a favor de la Municipalidad de Cervantes en el amparo Judicial COLL, MARIA FLORENCIA S/ AMPARO” (Expte. N° Z-2RO-240-AM9-14), de los que resulta que se presenta la Sra. María Florencia Coll, e interpone acción de amparo contra la Municipalidad de Cervantes manifestando que a partir del día 28 de julio de 2.014, el municipio comenzó con la tala de árboles del acceso principal a la localidad.

Dicha tala se realizaba para construir el acceso principal y por la presentación de dicho amparo se logro frenar la construcción de la totalidad de la obra del acceso principal que solo pudo ejecutarse en 300 metros.

La jueza Dra, Susana Teresa Burgos en los considerandos expresa:

…General Roca, 23 de Marzo de 2.016.

… CONSIDERANDO:
I.-Que resulta principio bien conocido que la apertura de la vía del amparo requiere la concurrencia de especiales circunstancias fácticas y jurídicas.- A saber: la existencia de arbitrariedad o ilegalidad manifiesta, la demostración de un daño concreto y grave a derechos o garantías de raigambre supralegal, así como razones de urgencia que sólo permitan la reparación del agravio acudiendo a esta vía de excepción.-
De modo tal que constatada primariamente la existencia del acto ilegal o arbitrario con agravio para aquéllos derechos, el afectado no debe contar con remedio alguno para hacer cesar sus efectos, o bien resulte que su utilización en el caso torne ilusoria la protección que se requiere.-
Es por ello que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha dicho:
“La acción de amparo constituye un remedio de excepción, cuya utilización está reservada para aquellos casos en que la carencia de otras vías legales aptas para resolverlas puede afectar derechos constitucionales, máxime cuando su apertura requiere circunstancias muy particulares, caracterizadas por la existencia de arbitrariedad o ilegalidad manifiesta, y la demostración, por añadidura, de que el daño concreto y grave ocasionado sólo puede eventualmente ser reparado acudiendo a la vía urgente y expedita del citado proceso constitucional” (C.S.J.N., octubre 4/1994, in re: Ballesteros Jose s/Acción de Amparo, fallo citado por Gozaíni, Osvaldo Alfredo, El Derecho de Amparo, págs. 8/9).-
Con criterio similar el Excmo. Superior Tribunal de Justicia de esta Provincia, ha sostenido:
“Esta garantía procesal específica, en cualquiera de sus formas, queda reservada para situaciones de extrema gravedad y en el que el daño grave e irreparable resulte de un evidente, claro y fácilmente constatable agravio a las garantías consignadas en la Primera parte de la Carta Magna, referidos a todos los derechos y libertades humanas (cf. art. 43 Const. Prov.) (STJRNCO voto del Dr. Sodero Nievas, en “Del Grepo, Dario c/Municipalidad de Chimpay s/amparo s/apelación”, Se, 96/05 del 20-10-05).-
En relación al ambiente, el Superior Tribunal de Justicia de nuestra provincia, en la causa “Junta Vecinal Barrio El Trebol c/ Municipalidad de San Carlos de Bariloche s/ Amparo Colectivo s/ Apelación” Se.121/14 de fecha 08 de octubre de 2.014, hizo referencia al criterio de la Corte Suprema de Justicia de la Nación sustentado en autos (“Mendoza” Fallo: 331:1622) diciendo: “Es el tribunal quien debe determinar el cauce procesal más adecuado para la protección del ambiente, dado el principio cuasi-inquisitivo que caracteriza al proceso ambiental.- Es decir el amparo (establecido en el art. 30 párr. final, ley 25.675 y en la Ley B 2779) sólo será admisible en la medida en que por ese camino procesal, rápido y simple, se pueda llegar a un conocimiento adecuado de la situación, y se vislumbre la posibilidad de hacer cesar y revertir de manera inmediata las causas”.-
Así también, el STJ hizo alusión a dicho fallo en los autos “SEPULVEDA, MIRIAM Y OTROS C/ CONSEJO DE ECOLOGÍA Y MEDIO AMBIENTE DE LA PROVINCIA DE RIO NEGRO Y OTROS S/ AMPARO COLECTIVO”. Se. 30 de Octubre de 2.014, diciendo: “Que la excepcional vía prevista para la protección de los derechos colectivos no resulta hábil en principio para dilucidar complejas circunstancias como las que han puesto de manifiesto los intervinientes en sus distintas presentaciones a lo largo del trámite, respecto de las cuales existen otros carriles procesales adecuados que permiten asegurar la bilateralidad y el debido proceso legal” y agregó: “En efecto, si bien los magistrados tienen el deber constitucional de preservar el derecho a un ambiente sano, de proveer a su protección y a la promoción de un desarrollo sustentable (art. 41 de la Constitución Nacional) y se encuentran facultados para ir más allá de lo planteado por las partes, como por ejemplo dictar medidas instructorias, ordenatorias, y sentencias con efectos erga omnes (arts. 32 y 33 de la Ley General del Ambiente), tienen también un límite dado por la garantía del debido proceso y el derecho de defensa en juicio que consagra el art. 18 de la Constitución Nacional.-
Así, las problemáticas ambientales son de gran complejiidad, y es posible que en su mayoría los magistrados no contemos con herramientas suficientes para determinar las medidas adecuadas a los fines de prevenir o recomponer el daño, y en su mayoria las decisiones que se adopten colisionan con las políticas desarrolladas por las autoridades estatales, ocasionado una puja que judicialice la política ambiental.- (Cf. García Espil, Javier. “Fortaleciendo las decisiones judiciales en los procesos ambientales colectivos”, Suplemento Ambiental, LL 02/06/2014, Cita Online: AR/DOC/16/2014).-
II.- Que por aplicación de los principios expuestos, ya se ha dispuesto en su debido momento medidas de urgencia que momentáneamente hagan cesar las causas que originaron el reclamo, las que han perdurado en el tiempo, hasta este momento, evitando de éste modo que se produjera un daño irreparable.-
Pero sin embargo, el amparo debe ser rechazado.-
Doy razones:
II.a.- Tal como obra en el informe agregado a fs. 521/526, elaborado por el Ingeniero Agrónomo Juan Pablo Govi, el que textualmente indica: “… hace tiempo que en las ciudades la extracción de Olmos ha ido en incremento (reemplazándose por otras especies menos problemáticas) como así también la plantación de estas especies se ha descartado como opción, evitando el “costo” por su vigor y poca respuesta a podas de mantenimiento.- Estas cuestiones se constatan claramente en el lado Oeste, que si bien se observa que han tenido manejos en cuanto a podas, se verifica la gran altura y volumen de estructuras, provocando que su mantenimiento, sea insostenible económicamente e implicando un gran riesgo de accidentes para el personal que realice dicha labor, en especial las ramas “secundarias” por su gran porte, altura y peso.- Esto conlleva y acrecienta constantemente un problema que se debe resolver, viendo factible el inicio de una parquización más eficiente y de manera más acorde al entorno….”.-
Informe que concluye expresando:”… Querer reconocer por su historia esta arboleda, no analiza el verdadero riesgo que tiene sobre los ciudadanos de Cervantes este tipo de especies, limitando la generación de nuevos espacios verdes más acordes para su uso por parte de la población y por ende en desmedro del progreso ordenado que es propia de todo ámbito urbano…”-
Pese la oposición formulada a fs.25 y vta., el resultado del informe mencionado precedentemente coincide con la obstrucción de raíces que se verifican en las tomas fotográficas de fs. 32 y 33 y vta., con el informe de fs. 327/30 y el amplio informe obrante a fs.429/93.- Es notable que la preservación de la especie por motivos culturales e históricos no aportan la solución a los problemas detectados.- Por otra parte, lo que se busca es su reemplazo, puesto que no es que se desforestará, el encauce es el reemplazo por otras especies que contribuyan a provocar menos problemas a la población en general.-
Que teniendo a la vista los informes elaborados por cada una de las partes, es claro que la especie de árboles denominado “olmos”, son nocivas para la ciudad, puesto que ha destruido las cañerías de aguas subterráneas, como también han sido peligrosos para el tendido de cables y con ello la seguridad de los transeúntes.-
Tal situación, que ha sido informada y acreditada, no pudo ser desvirtuada por la amparista, ni por su exiguo informe ambiental.-
II-b.Sin perjuicio de lo expresado, y dado que se encuentra acreditado el daño que provoca la subsistencia de los olmos, por razones de seguridad y salubridad, tal como indica el Municipio de la ciudad de Cervantes, con los avances que se vayan efectuando respecto de la obra, deberán proceder a reforestar de inmediato con nuevas especies que tengan mayor adaptabilidad al ámbito urbano, debiendo ello ser informado al tribunal una vez efectuado, a los fines de mantener el control y supervisión de la obra.-
Que por todo lo expuesto, y en función de lo dispuesto por los arts. 41 y 43 de la Constitución Nacional, por el art. 43 de la Constitución de la Provincia de Río Negro y la Ley Provincial N° B 2779;

RESUELVO:
1. Dejar sin efecto la medida cautelar de no innovar que fuera ordenada a fs. 4.-
2.-Rechazar la acción de amparo interpuesta por la Sra. María Florencia Coll contra la Municipalidad de la ciudad de Cervantes.-
3- Una vez que quede firme la presente, ordenar al Municipio de Cervantes que proceda a la tala de los olmos situados al ingreso de la ciudad de Cervantes, y realice la inmediata reforestación con especies de árboles que sean adaptables al ámbito urbano, debiendo ello ser informado al tribunal de inmediato.-
4- Imponer las costas del presente trámite a la amparista en su calidad de vencida.-

…SUSANA TERESA BURGOS
JUEZ

Mi imagen flotante